Newsletter   RSS   RSS Vídeo

Nortel: Y la nave va

Vuelven las preguntas. La larga agonía que venía atravesando Nortel desde hace años hizo dudar a casi todo el mundo de su viabilidad a largo plazo una vez que decidió acogerse a la normativa que regula la suspensión de pagos. Y algunos de sus competidores se le lanzaron a la yugular animando a su canal y sus clientes a abandonar al suministrador en su beneficio. El negocio es el negocio, fútbol es fútbol, y aquí “una palabra tuya” NO “bastará para sanarme”. Pero un mes después de que Nortel diera ese trascendental paso, y tras haber pedido una prórroga hasta mayo del período de protección por bancarrota, algunos indicios en el negocio de empresa de la compañía y en el de Metro Ethernet están dando alas a los más optimistas.

Dice Joel Hackney, presidente de la unidad Enterprise Solutions, que en las últimas semanas la compañía ha cerrado “hundreds” de contratos con nuevos clientes. De ser cierto –lo que es fácil comprobar acudiendo a los números de la compañía-, esta corriente de oxígeno
en las gastadas arterias del fabricante indicaría la existencia de un estado de opinión en la demanda muy favorable para Nortel, ya que, pese a su complicada situación, sería capaz de generar confianza. “We had questions whether customers were going to continue with the uncertainty, but I think our efforts in getting the message out have been fruitful and proof points are beginning to come in. The words are being followed by business, and we're very encouraged by that."

La recientes declaraciones de Nortel, que adelantan la ampliación del número de despidos previstos inicialmente (siempre la peor de las consecuencias de las situaciones críticas –carne de cañón, tan sólo people-) y la revisión a fondo de sus activos y costes (la salida definitiva de WiMAX es un buen ejemplo), muestran también la decisión y el afán de los responsables de la compañía por salir adelante. Es de suponer que porque lo ven posible.

Ese optimismo –incierto y quebradizo, por supuesto, pero algo es algo- podría llegar incluso a su unidad Metro Ethernet (MEN). Según Hackney, la compañía se esta replanteando la venta de su negocio Carrier Ethernet. "With the actions we're doing on creditor protection, it gives us time to reassess that. The industry has clearly shown that the MEN business has some strong technologies". La marcha atrás de los planes de venta también podría explicarse por la ausencia de ofertas a un precio atractivo para Nortel y una consecuencia de la crisis financiera internacional, pero si finalmente Nortel decide seguir adelante con MEN conseguirá lanzar al mercado un nuevo mensaje de esperanza.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
2 + 2 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.